martes, 1 de abril de 2008

Adios a Don Pedro Zaragoza, pionero turístico



Estaba terminando un post sobre mi participación en una jornada coaching 2.0 cuando me llega la noticia vía e-mail de que Don Pedro Zaragoza Orts falleció ayer en Benidorm, Alicante. En mi bitácora cuando hablamos de turismo hablamos de humanos. Y en el caso de Benidorm, esta máxima se hace más evidente si cabe en la figura de Don Pedro Zaragoza.


El Benidorm del siglo XXI se gestó en las sinapsis de Don Pedro Zaragoza Orts, ínclito alcalde que impulsó el turismo desde la necesidad y la oportunidad de futuro que ofrecía a sus ciudadanos. Fue el mentor del primer Plan General de Ordenación Urbana de carácter específicamente turístico que en 1956 vertebró este municipio de la Marina y logró crear de él, la ciudad del ocio por excelencia que tanta conversación genera en nuestros entornos.


Pero sin ánimo de entablar conversación a cerca del modelo turístico de Benidorm si quisiera sin embargo destacar el empeño personal origen de los logros conseguidos por tan singular humano puesto que fue su empecinamiento el que en tiempos de penuria consiguió a través del turismo, desarrollar toda una comarca.


Para muchos de los que desconocéis la historia de Benidorm os informo que esta villa siempre fue famosa por dos cosas, por los marinos y por la Almadraba. Navegantes de excepción, capitanes de Almadraba en el mediterráneo, el mar siempre impregno el sentir de sus gentes. No solo la gastronomía o la economía del lugar, el mar ha modelado también el ímpetu del emprendedor, de la empresa singular, de la renovación perpetua del empresario turístico de Benidorm. Esta y no otra es la clave de la ecuación del éxito: el humano.

El bikini se incorpora a nuestras playas
La apuesta de este prohombre por el desarrollo de turismo se manifestó incluso con el edicto promulgado en 1952 de permitir el uso de la revolucionaria prenda de baño “bikini” en las playas de la localidad, enfrentándose a las normas sociales de la época e incluso a través de decreto sancionador, protegerlos de quienes insultaran u ofendieran.



“Hazme de España lo que hiciste de Benidorm". Francisco Franco Bahamonde

Cuentan los ancianos que Don Pedro cogió su moto vespa y subió desde Benidorm hasta Madrid para contarle a Franco lo importante que era el turismo para la localidad hasta el punto que fue la propia mujer de Franco la que intercedió por el mismo evitando la excomunión que ya se preparaba desde ámbitos de la iglesia y los más afectos al régimen de la dictadura. Mas tarde, conocerían el lado oscuro de su decisión: el bikini erosionaría la moral y el propio regimen.


Diputado provincial, presidente de la Diputación de Alicante, Director General de Actividades Turísticas del Gobierno de España, procurador en Cortes y presidió la Comisión de Turismo durante 12 años.


Hoy el turismo pierde un gran personaje, pierde un pionero.
Publicar un comentario en la entrada