Quantcast

jueves, 3 de mayo de 2007

La sociedad 2.0 conecta mejor con los destinos: WIFI valor añadido para el turismo

Leo estos días en la prensa la noticia “La playa de Castelldefels inaugura el wifi desde la arena siendo la primera localidad de España donde los bañistas y turistas disponen de una conexión inalámbrica a internet”. Así, esta conexión permite que los centenares de bañistas y turistas que cada fin de semana visitan la playa puedan conectarse a la red de forma gratuita desde el paseo Marítimo, la arena o incluso desde embarcaciones cercanas a la orilla con sus ordenadores portátiles o bien con dispositivos PDA.

La cuestión de la habilitación tecnológica de puntos wifi en destinos, atracciones turísticas y resorts a través de los cuales nuestros visitantes y clientes puedan conectarse, representa sin lugar a dudas creación de valor añadido y cualificación a los modelos turísticos según los estudios realizados, y un atractivo nada desdeñable a la hora de ser competitivos y más atractivos frente a nuestra competencia. Así lo pone de manifiesto el informe de la Intel Unwired Travel: El acceso a internet es una prioridad para los veraneantes en USA. Posteo los datos relevantes del mismo. Un 38% de los turistas manifestaron haberse llevado los ordenadores portátiles de vacaciones y hasta un 53% manifiestan estar dispuesto a hacerlo. El 79% lo usa para enviar correo electrónico, el 60% como entretenimiento y el 48% como forma de obtener información turística para planificar actividades y planificar las vacaciones (desde el destino). De hecho, el 61% de los usuarios adultos de portátiles afirman que viajar es mejor con acceso a internet wifi. La gente demanda conexión wifi en sus lugares al aire libre preferidos, un 21% en campings y en playas, piscinas y puertos deportivos un 20%. Además el 57% desearía wifi mientras transitan: en coche, avión, tren y autobús. Además el estudio descubrió los usos que le dan los humanos a la tecnología en la Lonely Planet.

“Esta tecnología complementa las opciones tradicionales de turismo como las guías de viajes, mapas o diccionarios, lo cual combinado amplifica la experiencia del viaje”. “No tiene que ver con estar conectados con la familia o amigos, tiene que ver con estar conectados con el destino”. “No se trata de conectarse a la web de Lonely Planet para bajarse información del destino, se trata de conectarse con otros viajeros activos que desde los blogs, aportan la última novedad de los destinos”. Cristina Tunnah, directora de Lonely Planet.

Tomar decisiones de esta índole cuantificadas en apenas 28.000 euros, abre la puerta de la competitividad y la innovación a destinos y empresarios a la sociedad turística versión 2.0. Fomentar políticas para favorecer el desarrollo web 2.0 son opciones estratégicas para competir con otros destinos y por su puesto, para resultar más atractivos a los empresarios turísticos frente a la competencia.
Publicar un comentario