Quantcast

sábado, 23 de febrero de 2008

Emociones, turismo y vino


Hace ya unos años que colaboro habitualmente con la Unidad de Investigación Estrategias en Turismo y Ocio de la Universidad de Valencia. Está compuesta por profesores y profesionales del turismo que aportan lo mejor que tienen en la formación de los nuevos profesionales que en breve llegarán al mercado laboral. Lidera el grupo el incansable José Nacher, docente de reconocido prestigio y verdadero impulsor de un grupo que trabaja la inteligencia de sus miembros en base a la colaboración y la organización de encuentros multidisciplinares de trabajo y de reflexión. Podrá en el futuro, ser un verdadero think thank del sector turístico.

El pasado 15 de febrero fuimos convocados por Nacher a uno más de los múltiples “Almuerzos de Trabajo” que con la excusa de vernos todos, organizan habitualmente. En esta ocasión el mismo llevaba por título “Producir Emociones Hoy: la visión de un cineasta. José Luis Cuerda”.

Las organizaciones productoras de servicios han de competir ofreciendo emociones a un cliente cada vez más saturado de información en un mundo donde puedes ir con tus medios de comunicación a todas partes. Seguro que un galardonado hombre de cine tiene alguna pista sobre procedimientos y métodos para emocionar y entretener al público. Recordemos que José Luis Cuerda es productor de cine y ahora también de vino

Sin dudarlo acudí al mismo con la expectación de conocer como un mago de las cámaras era capaz de generar, construir, provocar, transmitir las emociones para el ocio y de cómo estas nos afectan a los humanos.

A José Luis Cuerda lo conocí hace aproximadamente un año en un almuerzo que organicé en el restaurante La Sucursal de Valencia de mi buen amigo Javier Andrés. Este restaurante representa en la ciudad de Valencia uno de los paradigmas del buen hacer y de la excelente gestión gastronómica de su Director, Javier. Ínclito y joven profesional seducido seductor de la cultura gastronómica, ha sido capaz de ser además elegido entre los usuarios del portal de vinos Verema como el mejor restaurante de España. La Sucursal fue uno de los pioneros en incorporar a su oferta una extensa oferta de aguas minerales. Una de las caras de la estrella es sin ningún género de dudas Manoli Romeralo, summiller y campeona mundial en el Certamen Habanosommelier.

Ese almuerzo fue fruto del programa de storytelling que había organizado para el critico y promotor de la imagen del vino de nuestro país en Estados Unidos de America Gerry Dawes, contratado por el ICEX, IVEX, Turespaña y otras instituciones para crear reputación e inducir a la venta de nuestros caldos y el enoturismo en el mercado americano y que visitaba la Comunitat Valenciana con motivo del certamen Vinoelite. Acabamos comiendo los cuatro en La Sucursal: Gerry Dawes, José Luis Cuerda, José Luis Contreras socio fundador de Verema y mi persona. ¿La conversación?: como no podría ser de otra forma el cine, el vino, su entorno y la pasión que lo envuelve.

Con estos antecedentes acudí al almuerzo, con la intención de aprender del mundo del séptimo arte y su relación generando emociones. Tras una introducción de José Nacher, Cuerda toma la palabra y a nadie dejó indiferente.

José Luis habló de persuasión, de celeridad, de exaltación de lo audiovisual que rodea a nuestra sociedad en esto momentos. De cómo el código está estandarizado y resulta incluso tedioso las “letra negras sobre fondo claro”. Se huye de la comprensión, del hacer pensar. La tortura universal globalizada. No convencen, nos vencen e imponen sus ideas, su estética. Con todo, enfoca el tema de las emociones desde el punto de vista del audiovisual.

Es de la opinión que los directores de cine deben de contar su historia sin dirigirse directamente a corazón, para Cuerda es imperdonable y odioso explotar el corazón y la lágrima. Es este un cine superficial.

“Mi mama me mima” y sin embargo, no hay nadie que te explique que hay que cargar con esa madre toda la vida, que es la que luego te hace la puñeta,… igual funciona con la familia. Aboga por la aplicación de la “estricta lógica”. El poder de las cámaras es inmenso. En la película “el lenguaje de las mariposas" si en la escena en el que el niño se sube al camión esta termina abrazando al profesor en vez de hacer 800 millones haces 1200 de recaudación”. En absoluto es de la opinión de utilizar la emoción de forma interesada.

La emoción y el turismo
De igual forma funciona en los modelos turísticos. Si nos hemos empeñado durante años en comunicar lo fácil, los valores simples que atraen a la mayoría, pues lo que obtenemos es un turismo simple y fácil, un turismo de mayorías. Esto ha llevado a una ocupación irracional del territorio. Es un modelo que ya no funciona y por ello el turista se está desplazando a otras latitudes. Los mensajes simples llegan con simpleza y facilidad a los simples y se agotan con la misma facilidad por que en realidad son una apariencia del ser. No son auténticos.

Se hace un marketing de lo barato. La calidad es cuantitativa: el éxito es repartir 7.000 folletos frente a 700 pero la cuestión real debe ser ¿han cumplido su función?. Lo cualitativo no cuenta. Paradójicamente lo que aparenta tener calidad es la cualidad de la calidad.



Reflexiona sobre el hecho de transmitir las emociones. Opina Cuerda que las emociones no se transmiten, cada uno las siente a su manera. En las emociones no existe un mínimo común denominador. Las emociones reales se construyen de forma compleja para que en su individualidad se activen. No hay marketing 1.0 que se aproveche del mismo. La emoción dura y perdura lo que marca la emoción. No es de la opinión que una imagen vale más que mil palabras. La palabra de un poeta es muchas veces mejor. El hacer funcionar las sinopsis crea arte. Las imágenes las percibimos de una manera inmediata pero sin embargo no las analizamos. Cuando salimos del cine la mayoría del público contará el argumento, el tempo y poco más. No se hablará de la toma concreta, ni de los travellings o las transiciones de las ideas y de las emociones que generan. Es de la opinión que se ve mucho más cine español que nunca, solo que en diferentes formatos, pantallas, multipantallas.

Fue sin lugar a dudas una jornada de reflexión sobre las Emociones del todo interesante, y que terminó con la presentación por parte de Jose Luis Contreras del VII encuentro del mundo del vino "Verema".
Publicar un comentario