domingo, 20 de enero de 2008

FORMACIÓN 2.0: el nuevo paradigma formativo que reclama la generación Einstein


Leo estos días en diario El País una extensa y documentada crónica sobre lo que está ocurriendo en la universidad española hoy y el reto de adaptar las aulas a la declaración de Bolonia que establece cambios radicales en la forma de impartir y administrar la sapiencia. A ser más participativas, integradas, adaptadas a la tecnología y con tutorías más individualizadas. De cómo los universitarios y los profesores están utilizando las tecnologías a la hora de presentar las materias, de asimilar los conceptos, de interactuar, de establecer conversaciones en definitiva y reclamar de esta forma su pertenencia a la sociedad 2.0. Universidad y la escuela evolucionan a marchas forzadas hacia un nuevo paradigma formativo como lo ponen de manifiesto no solo este articulo, también en las ponencias y conclusiones de las jornadas sobre Blogosfera y educación eFindex 07 celebradas en Cáceres.

Me interesa mucho destacar los escenarios descritos en las fuentes referenciadas en este post principalmente por dos motivos: primero por que para la segmentación de mercados e investigación comercial siempre fue interesante conocer las vías de culturización y educación de nuestros clientes actuales y futuros. Pero más allá de esta reflexión, es importante destacar una segunda cuestión de peso: la analogía que existe respecto a la realidad de nuestro sector, el turístico, en el que existe una conversación creciente, establecida, real, que empieza a tomar conciencia de su poder, que es la del consumidor. Y por contra se encuentran enfrente con un interlocutor temeroso de la realidad, de entender el código, de darse cuenta que el control lo tiene y lo tendrá la sociedad 2.0. Estos son los empresarios y políticos versión 1.0.


El mencionado articulo de El País básicamente apunta a través de testimonios de peso, un escenario que ya empieza a tomar consistencia en la universidad: cada alumno irá a clase con su portátil, las clases serán más pequeñas, semicirculares, con wifi; el aula magna se reservará para clases magistrales de expertos, se reforzara el contacto con los profesores a través de las tutorías y los alumnos de todo el campus podrán interactuar a través de la Red. Destaca sobre todo la importancia de los nuevos canales en los procesos de comunicación y de cómo ello está subordinando incluso servicios e infraestructuras lectivas de cara a la adaptación de los espacios lectivos.



En la universidad y en la escuela, en sus espacios de ocio y en sus relaciones personales, la generación Einstein y posteriores están avanzando posiciones y modelan ya las formas de comunicar en la escuela y en la universidad. También lo hacen en la economía. Cuando lleguen a nuestros destinos y a nuestros negocios turísticos, ¿sabremos comunicarnos en su idioma y con su código?. Y por otro lado, si somos empresarios o gestores políticos debemos de darnos cuenta que la sociedad 2.0 está entre nosotros, que trabaja con nosotros, ¿qué haremos para interiorizar el nuevo fenómeno en nuestras organizaciones?. ¿Cuándo daremos peso a las herramientas 2.0 y su uso por nuestros recursos humanos?. ¿Cuándo desnudaremos nuestra empresa interna y externamente y daremos a los prosumidores el papel que reivindican?. Estas son las grandes cuestiones que ya tienen fecha de caducidad. ¿Seremos capaces de contestar dichas preguntas?.


Espero que el vídeo y el artículo provoquen reflexión como en mi lo hacen.





Bibliografía util:

Publicar un comentario en la entrada